A DIEZ AÑOS DEL FALLO DE LA HAYA: REFLEXIONES Y TESTIMONIOS CERCANOS

PrensaLibre, alcanza, el testimonio de Pablo Vásquez, integrante del equipo del Despacho del Congresista Juvenal Ordóñez Salazar y el testimonio de Juvenal Ordóñez Espinoza, hijo del desaparecido congresista por Tacna, que desde diferente ángulo dan su apreciación del proceso vivido desde que se inició el impulso a la demanda, hasta que esta se concretó.

LA DEDICACIÓN Y EL LIDERAZGO DE JUVENAL PUSO EN LA AGENDA EL DIFERENDO.

A medida que conmemoramos el décimo aniversario de la sentencia de la Corte Internacional de Justicia sobre el diferendo marítimo entre Chile y Perú, me sumo a ustedes para recordar no solo un acontecimiento histórico sino también la dedicación y el liderazgo del congresista Juvenal Ordóñez Salazar, con quien tuve el honor de trabajar y cuya visión, trabajo arduo y compromiso, pusieron en agenda nacional la solución a este diferendo, convirtiéndose en un legado que trasciende el tiempo.

Congresista Juvenal Ordóñez Salazar comparte con el Ministro de Relaciones Exteriores José Antonio García Belaúnde, mesa de trabajo, sobre la demanda a Chile

Desde mi experiencia personal, quiero destacar la tenacidad y la convicción que el congresista Ordóñez demostró en cada paso del proceso. Su liderazgo no solo se limitó al ámbito político, sino que también inspiró a quienes lo acompañamos en ese trayecto, dejándonos un legado de servicio público y búsqueda de soluciones pacíficas a los conflictos. Su visión de una nación unida y respetuosa de las decisiones internacionales sigue inspirándonos.

Hoy, al mirar hacia atrás, creo que la resolución de este conflicto no solo fue geográfica sino también simbólica. Representó la capacidad de Perú para enfrentar desafíos, defender sus derechos soberanos y construir puentes diplomáticos. En este aniversario, recordemos no solo la sentencia de La Haya, sino también la importancia de trabajar juntos por un futuro en el que el diálogo y la cooperación prevalezcan.

MBA CPC. PABLO AMADO VÁSQUEZ ESPINOZA

COMO LO VIVIMOS EN FAMILIA

Desde el punto de vista familiar la movilización en Tacna hacia la frontera, al Hito de la Concordia al segundo día de la jornada patriótica es algo que nos llena de orgullo por lo masiva y espontánea que resultó producto de un reclamo antiguo, justo y sobre todo bien llevado por la oficina de Juvenal.

La respuesta de los medios periodísticos locales para cubrir fue total y unánime, la población, los empresarios, se unieron en un solo puño para hacer saber al gobierno que esa frontera estaba marítima no estaba cerrada.

Desde el gobierno, al ver que más de cincuenta buses se concentraban en la plaza para trasladar a los tacneños a la frontera, se dictó la medida para hacer un operativo de buses camión. Al ser detenidos en la Panamericana, la gente se bajó, bordeo el cerco policial y siguió a pie, los agricultores de Los Palos ofrecieron a los caminantes agua y ricas sandías para la sed.

Alan García declaró que no debíamos ir a la frontera porque Chile podría «enojarse» y Jorge Del Castillo declaraba que los tacneños querían volverse chilenos y por eso marchaban a la frontera. La presidente de Chile Michael Bachelet anunciaba que no se debía trasponer la frontera por estar minada.

Todo ese revuelo, lleno de patriotismo, sirvió para palanquear finalmente, el gran trabajo de mucha gente sobre la necesidad de tratar el tema y llegar a La Haya como se hizo.

Juvenal no pudo estar para verlo, pero ese trabajo realizado, es nuestro orgullo y nuestro legado.

Cada paso político que daba Juvenal siempre ha sido respaldado totalmente por su familia a pesar del costo de no verlo y no tenerlo como quisiéramos, de tener que compartirlo por una sencilla pero profunda razón, estamos convencidos de la justicia y transparencia de su causa y actos.

Recuerdo claramente haberle dicho sonriente cuando llego ese día a la casa: ¡Papá que has hecho! ¡Te pasaste ah! Y el abrazo de felicitación por la coronación de tremenda jornada y la certeza de cómo se desencadenarían las cosas luego.

Arq. Juvenal Ordóñez Espinoza

Hijos del desaparecido congresista Juvel Ordóñez Salazar, junto a personal de su Despacho Congresal, en homenaje realizado en su Memoria en el Congreso de la República

Un comentario sobre «A DIEZ AÑOS DEL FALLO DE LA HAYA: REFLEXIONES Y TESTIMONIOS CERCANOS»

  1. Como no recordsr el gtan trabajo de Juvenal y el de su equipo congresal q q empezó con visión patriótica la Marcha q cambió la historia.
    El triunfo en la CIJ de la Haya y así obtener la delimitación marita con Chile…Gracias Juvenal, gracias Jesús Suarez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *