MOVIMIENTO UNIVERSITARIO PROPALESTINO CRECE EN ESPAÑA: «PEDIMOS EL FIN DEL GENOCIDIO»


El movimiento universitario propalestino en España gana fuerza, alzando su voz contra el conflicto en Gaza y demandando la ruptura de relaciones con Israel. Estudiantes de múltiples universidades españolas se han unido en solidaridad con Palestina, desencadenando una serie de acciones coordinadas en todo el país.

Posicionamiento estudiantil: Exigiendo el fin del genocidio Tras siete meses de conflicto y tomando ejemplo de iniciativas similares en Estados Unidos, los universitarios españoles han tomado una posición clara, exigiendo un alto al fuego en Gaza y denunciando lo que llaman «genocidio palestino». Instalados en tiendas de campaña frente a sus facultades, expresan su rechazo a la complicidad percibida de las universidades y el gobierno español en los acontecimientos en Palestina.

Presión para romper relaciones con Israel Los estudiantes están presionando a las instituciones académicas para que corten todo tipo de lazos con Israel. Desde convenios de intercambio estudiantil hasta colaboraciones en investigación, los universitarios exigen la finalización de cualquier vínculo que beneficie a Israel. Argumentan que la tecnología y conocimientos adquiridos a través de estas relaciones pueden ser utilizados para fortalecer la opresión en Palestina.

Crecimiento del movimiento: Desde Valencia hasta Barcelona El movimiento comenzó en la Universitat de València, donde los estudiantes llevan once días acampados. Su acción ha inspirado a otros campus, desde Valencia hasta Barcelona, ​​donde los estudiantes han tomado medidas similares. Incluso en la recta final del año académico, los estudiantes siguen firmes en su causa, organizando turnos de acampada, repartiendo comida y ofreciendo talleres educativos sobre la situación en Palestina.

Respuestas de las instituciones y resistencia estudiantil Algunas universidades han respondido a las demandas estudiantiles. La Universitat de Barcelona ha aprobado una moción de apoyo a Palestina, comprometiéndose a romper relaciones con instituciones israelíes. Sin embargo, otras instituciones aún están en proceso de deliberación. Los estudiantes continúan resistiendo, a pesar de los desafíos como los exámenes finales, y están decididos a seguir presionando hasta que se logre un compromiso firme con la paz y la justicia en Palestina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *